El Aviso legal del Email ¿Es Obligatorio?

Aviso Legal Email
Aviso Legal Email

Dicho de forma rápida y clara, la respuesta es NO. No existe ninguna norma legal de la cual se pueda deducir la obligación de tener un aviso legal al pié de los mensajes de email.

Sin embargo ¿por qué son tan populares? ¿sirven realmente para algo? ¿puedo darle alguna utilidad?. En este artículo intentaremos dar respuesta a estas preguntas.

¿Por qué están tan extendidos si no son obligatorios?

Para responder a esta pregunta os contaré una leyenda urbana que circula por las más reputadas facultades de Derecho

Cuando empezó el boom de los microondas una señora de Estados Unidos, lavó su perro (hay versiones de la leyenda con un gato) y para secarlo no tuvo otra feliz idea que meterlo en el microondas. No hace falta reproducir el experimento en el hormiguero de Antena 3, para imaginar el triste final que debió sufrir el perro / gato.

La dueña indignada por el funesto resultado de su “brillante” idea repasó de arriba abajo el manual de instrucciones de su microondas y al no encontrar ninguna advertencia sobre la introducción de animales vivos, decidió llamar a un abogado para que reclamara los cuantiosos daños morales al fabricante del aparato, por no identificar claramente los riesgos para los animales. La leyenda cuenta que la señora ganó un pastón y que desde entonces los fabricantes de este tipo de electrodomésticos se cuidan mucho de introducir todo tipo de símbolos gráficos con advertencias que harían dudar al mas valiente.

¿Con todo esto que quiero decir? Pues que la mayoría de las cláusulas que circulan por ahí son copias apócrifas de cláusulas anglosajonas redactadas por abogados cuya principal misión es evitar que demanden a su cliente por 20 Millones de Dólares porque uno de sus empleados se ha equivocado enviando un email.

Envía tus boletines y newsletter de forma legal

Únete a nuestra comunidad y recibe gratis la guía definitiva para enviar tus boletines de forma legal

En resumen, en Wisconsin, Alabama o New York, quizás estas cláusulas del tipo:

“Si Ud. Recibe este correo y no es su destinatario legítimo y verdadero, debe inmediatamente destruirlo, procurando evitar su copia, almacenamiento, distribución, reproducción o cualquier otra forma de tratamiento documental o electrónico, ya que de lo contrario será considerado responsable civil y criminal de cuantos daños y perjuicios le sean irrogados el emisor y legítimo propietario de este correo, respondiendo con todos sus bienes presentes y futuros de las acciones que realice sobre esta transmisión electrónica”

Sirvan para algo, pero aquí en España la respuesta es NO. No podemos pretender imponer obligaciones jurídicas y mucho menos responsabilidades a un tercero por el simple hecho de haber recibido un correo por error. Evidentemente si el receptor, realiza alguna conducta ilícita con el contenido del correo, puede ser sancionado pero no porque lo diga la cláusula del email sino porque habrá infringido alguna Ley (Ej. LOPD) que le impida divulgar su contenido a terceros.

¿Podemos darle alguna utilidad al aviso legal del email?

La respuesta a esta pregunta es SÍ. Desde una utilidad altruista como puede ser salvar el planeta :

“Por favor cuida el medio ambiente y no imprimas este correo salvo que resulte necesario”

Hasta una finalidad mucho mas prosaica pero más interesante desde el punto de vista legal, como puede ser cumplir con la LOPD.

Un pequeño truco para darle utilidad a estas cláusulas es utilizarla como medio para informar a tus clientes de la política de privacidad de la empresa. Como imagino que ya sabréis, la Ley de Protección de Datos (LOPD) obliga a informar a las personas a las que recogemos sus datos de una serie de aspectos (Ej. Finalidad para la que se recogen sus datos, a quienes se van a ceder, donde pueden ejercer sus derechos …etc) Este deber de información se suele plasmar en esas políticas de privacidad que casi nadie suele leer pero que son obligatorias y aunque la Ley pide que se informe en el momento de la recogida de los datos, lo cierto es que tener la política de privacidad para nuestros clientes en el pié de nuestros correos siempre nos puede servir como “comodín” para demostrar que informamos a nuestros clientes de forma escrupulosa y constante de todos los aspectos que exige la norma.

De esta forma matamos dos pájaros de un tiro, tenemos un texto legal en nuestros correos (porque si no parece que no somos “legales”) y le damos una utilidad real a ese texto.

Por si os sirve de inspiración, esta es la cláusula que aplicamos nosotros:

“En cumplimiento de lo establecido en la L.O. 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, [empresa] le informa que sus datos han sido incorporados a un fichero automatizado con la finalidad de prestar y ofrecer nuestros servicios de [servicios]. Los datos recogidos son almacenados bajo la confidencialidad y las medidas de seguridad legalmente establecidas y no serán cedidos ni compartidos con empresas ni entidades ajenas a [empresa]. Igualmente deseamos informarle que podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación cancelación u oposición a través de los siguientes medios:

• E-mail: [dirección de email]

• Comunicación escrita al responsable legal del fichero: [dirección postal]”

Espero que este pequeño truco final os resulte de utilidad. Si tenéis cualquier duda, comentario, discrepancia o insulto sobre estas líneas no dudéis en utilizar los comentarios del blog o mandarnos un email a info@techlegal.es

Saludos Techlegalianos.

4 comentarios en “El Aviso legal del Email ¿Es Obligatorio?

  1. Hola.

    Os quería comentar que la cláusula que habéis publicado, para poner en los pie de página de los correos electrónicos, tampoco es necesaria.

    Mejor dicho, sólo es necesaria en dos situaciones:

    a) cuando se trate de una comunicación *comercial* (publicitaria) con un destinatario que reside en nuestra base de datos o,
    b) cuando se trate de cualquier tipo de comunicación de tipo *periódico* (buzoneo, mailing).

    Es en esos dos casos, y solo en esos dos, cuando es necesario informar al destinatario de por qué ha recibido esa comunicación, y darle la oportunidad de darse de baja o modificar sus datos.

    En *todos* los demás casos, incluido el correo que enviamos a nuestra abuela para decirle lo bonito que es su nuevo gato, no es necesario.

    Caso especial: relaciones de confidencialidad entre partes, que requieren de un párrafo recordando ese acuerdo.

  2. Hola

    Gracias por tu comentario, por tus palabras deduzco que no nos hemos explicado bien. Efectivamente, tal y como indicamos a lo largo del artículo no es obligatorio incluir ningún tipo de cláusula legal en los emails, salvo obviamente en los correos electrónicos con contenido comercial que ya fueron objeto de análisis en este post y en este.

    No obstante, lo que indicamos en el post es que éste puede ser un buen medio (adicional) para reforzar el cumplimiento del deber de información en la recogida y tratamiento de datos de carácter personal que realiza una empresa o autónomo, mediante la inclusión de la cláusula de ejemplo que pusimos en el post.

    Gracias por permitirnos aclarar el tema y Saludos Techlegalianos

  3. Hola

    ¿A qué se refiere lo de “caso especial de confidencialidad entre partes”?¿qúe tipo de texto se debería añadir en ese caso?

    ¿Es posible blindar de forma unilateral la confidencialidad de un mail independientemente de la voluntad del que lo recibe?

    Muchas gracias por aclarar nuestras dudas.

  4. Hola Miguel:

    No lo sé exactamente porque eso es un comentario de un usuario de nuestro blog y sería el autor la persona más indicada para aclarar a qué se refería. Imagino que quería indicar que no tienen utilidad las clásulas unilaterales de confidencialidad salvo que obviamente haya algún tipo de relación jurídica preexistente entre las partes donde se establezca ese compromiso de confidencialidad.

Los comentarios están cerrados.

Esta Web utiliza cookies propias y ajenas para analizar y mejorar nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para mas información consulte nuestra Politica de Cookies